En la vida del perro hay muchos cambios y entre ellos existen las conductas agresivas, miedos y fobias, estereotipias, la ansiedad por separación y conductas destructivas. 

Para conseguir que tu perro modifique esas conductas deberemos antes analizar los factores y a que se deben las mismas.

Lo realmente importante es conseguir entre todos, que en el futuro no existan problemas de conducta relacionados con la agresividad, miedos, ansiedad por separación, para ello profesionales de las diferentes ramas y propietarios o amantes del perro, debemos colaborar pensando que todos somos compatibles y queremos conseguir los mismos objetivos, por ello aplicaremos a las distintas conductas un método para que el animal gestione cambios y le condicione a mejorar.

Conductas agresivas: 

La agresión es un problema de la conducta canina más frecuente por el cual los perros son enviados a centros asesores de la especialidad. También es el problema mas peligroso para que se ocupen de él los dueños porque pueden estar en peligro ellos mismos, los miembros de la familia, las visitas u otros animales de compañia.

Se a calculado que en España aproximadamente unas 10.000 personas son mordidas por perros cada año y que por esta causa se producen entre 10 y 16 muertes al año. Esto hace de la agresión canina un importante problema de salud pública así como un peligro público.

agresividad 240x250

Por tanto, es preciso que los dueños de perros agresivos entre ellos los perros potencialmente peigrosos (PPP), evalúen con frecuencia el grado de peligrosidad existente en sus situaciones y legitimen el asesoramiento de un educador canino con respecto como corregir la agresion.

 

La agresión tiene una justificación en la naturaleza donde existe una competencia entre especies. Forma parte de la supervivencia para proveerse de alimento, territorio, pareja. Puede dirigirse hacia coespecíficos y otras incluido el hombre.

La agresión en los perros es la acción dirigida contra otro organismo que persigue la lesión o destrucción de un objeto perfectamente señalado como un objeto, propiedad o animal con el fin de dañarlo o limitarlo.

 

 

 

 

Miedos y fobias:

Existen varias razones de por qué los perros sienten miedos y fobias. Algunas respuestas de miedo son innatas y constituyen un conducta normal importante 

para proteger a los animales del daño. Los problemas que implican respuestas de miedo pueden ser debidos a un temperamento miedoso heredado, a la falta de socialización adecuada, a una aversión aprendida, a una experiencia desagradable o a una combinación de estos factores.

Nosotros como educadores y adiestradores caninos, estudiaremosla reacción del dueño ante el perro miedoso con el fin de identificar y eliminar cualesquiera factores que la potencien. Para la resolución eficaz del problema, os aconsejaremos para usar técnicas de modificación de conductas apropiadas.

 

Ansiedad por separación:

Los perros estan muy vinculados a las personas, de modo que no resulta sorprendente que puedan tener cierta ansiedad cuando se dejan solos. Algunas conductas caninas naturales asociadas con el hecho de dejarlos solos son el ladrido, la excavación, la masticación y el ensuciamiento de la vivienda.

La ansiedad de la separación puede acabar en conductas destructivas para los bienes, peligrosas para el propio perro o molestas para el entorno en el que viven, por tanto se deben tomar en serio.


Los estados de ansiedad se pueden clasificar en:

  • Inquietud: Equivale a un nerviosismo manifestado psicomotoramente sobre una sensación de inseguridad.
  • Ansiedad: Predominan los componentes psíquicos con sentimiento penoso y de malestar interior. La ansiedad impide al animal recoger datos del ambiente físico o social que le capaciten a desarrollar respuestas adecuadas.

 

 

 

Conductas destructivas:

destructivo

La conducta destructiva puede aparecer por diversas razones. En muchos casos es simplemente una faceta de la conducta normal que está dirigida hacia un objeto o una zona inaceptable. El asesoramiento preventivo que nosotros efectuamos incluye una revisión completa de la conducta normal del cachorro así como el uso apropiado del confinamiento y de la vigilancia que contibuye a atajar muchos de estos tipos de problemas.

Algunos problemas que suponen una conducta destructiva pueden deverse a etiologías mas graves y más complejas. La ansiedad por separación como ya hablamos anteriormente, la conducta por evasión, las compulsivas o  esteriotipias de (chupar, perseguirse el rabo, perseguir sombras o moscas) y de masticar requieren diagnosticos certeros y planes de terapia perfectamente estudiados.

 

CookiesAccept

¡Atención! Este sitio usa cookies y tecnologías similares.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.